Slow Fashion

El slow fashion es un movimiento que considera los procesos y recursos utilizados para la creación de ropa para concebir la moda desde un hacer consciente, ético y respetuoso con el medio ambiente, los trabajadores y consumidores. Sobre todo, con un enfoque en la sustentabilidad.

Para entender el movimiento del slow fashion hay que entender qué es el consumo responsable. Hay que tener en cuenta que los recursos naturales puedes agotarse y tenemos que ser conscientes que algún día se van a agotar.

Movimiento Slow Fashion

¿De dónde viene el concepto slow fashion?

El movimiento slow fashion quiere concienciar a las personas a consumir la moda de manera consciente e intencionada, para eso hay que tener en cuenta las tres erres, reducir, reutilizar y reciclar.

Este movimiento quiere transmitir al consumidor que lo que hay que hacer es reducir el impacto de la excesiva producción y el consumo que genera la industria textilfast fashion” la segunda industria que emite más polución del mundo.

Desde hace ya unos años la industria de la moda pasó de realizar cuatro colecciones anuales a alrededor de ocho o diez por temporada, de ahí proviene el denominado concepto fast fashion.

La moda lenta pretende exigir a los dueños de estas grandes marcas que sean más transparentes, más éticos y responsables con la manera en la que fabrican sus productos.

Pero de nuevo el movimiento slow fashion invita a cambiar los hábitos de consumo a que poco a poco vayamos haciendo este cambio y todos tenemos que hacerlo, no sólo las empresas sino nosotros también como consumidores para que también las políticas vayan cambiando.

Entonces la próxima vez que vayas a comprar debes preguntarte lo siguiente: ¿Lo necesito realmente? ¿Puedo compartirlo? ¿Es una prenda que puedo compartir con mi familiar, mi hermano, mi hermana?

¿Quién hizo mi ropa? ¿Cómo está hecho? ¿Cuál fue el proceso? ¿Cómo han llegado a la tienda? (avión, barco…) ¿Puede reciclarse? ¿Cuánto cuesta? ¿Cuánto dura? ¿Qué otras opciones hay? ¿Sin duda lo necesito?

Todas estas preguntas pueden referirse al concepto utilizado como upclycling que nos ayuda a entender que cualquier prenda puede seguir siendo utilizada, reparándola, vendiéndola por piezas de segunda mano o bien reciclando la tela para darle una nueva función.

6 pasos para que puedas practicar el slow fashion:

  1. Repara, rediseña y dale otro ciclo de vida a tu forma.
  2. Que todas las fases de producción hayan sido ecofriendly y naturales.
  3. Que sea de alta calidad y un diseño atemporal.
  4. Que su proceso de la producción haya sido ético y justo humanitariamente socialmente hablando.
  5. Mandarla a hacer con tu modista, con tu costurero o costurera consumiendo local.
  6. Compra de segunda mano o vintage, evitar comprar ropa nueva lo más que se pueda. Hoy en día puedes incluso intercambiarla.
Cómo practicar el Slow Fashion

¿Cómo adaptamos el slow fashion produciendo nuestros pañuelos de seda?

  1. Nuestros tejidos suelen ser más caros comparados a los tejidos de las prendas del fast fashion porque se producen respetando el medio ambiente (menos agua, menos uso de pesticida y herbicida).
  2. Se remuneran todos los trabajadores involucrados en el proceso de confección con un sueldo digno y buenas condiciones laborales.
  3. Nuestros tejidos de seda son de alta calidad y duraderos a los que podemos darle un largo tiempo de vida. De esa manera evitamos desechar tejido.
  4. El proceso del pañuelo o fular de seda es laborioso y costoso desde el primer paso hasta el último haciendo que el producto sea 100% artesanal.
  5. Apostamos por realizar pequeñas producciones minimizando costes y evitando desechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.